La Asociación de Familias Acogedoras de España ha recibido con gran alegría la decisión del gobierno rumano de desbloquear la situación irregular que convertía a estos pequeños en ciudadanos de segunda categoría. Han sido varios años de lucha entre las familias acogedoras y la administración española frente a la rumana. Años de aunar esfuerzos y voluntades.

Para ver el artículo completo pincha aquí

A %d blogueros les gusta esto: