El 26 de agosto, la Comunidad de Madrid comunicaba la aprobación en destinar 53,3 millones de euros para los próximos 2 años con el objetivo de aumentar las plazas en residencias para niños tutelados en su comunidad.

Sorprende, a la vez que entristece, ver como no se le da prioridad al acogimiento familiar para aquellos niños que no pueden vivir con su familia biológica.

Tendría que ser prioritario destinar recursos a la difusión del acogimiento y apoyo a las familias acogedoras.

Para leer la noticia completa pinche aquí.

A %d blogueros les gusta esto: